SCROLL TEXTO

¿Cómo puedo crecer como líder.?

"El liderazgo se desarrolla día a día, no en un solo día"

Según John C. Maxwell llegar a ser un líder es muy parecido a invertir exitosa mente en el mercado de valores. Si uno espera hacer una fortuna en un día, no tendrá éxito. Lo más importante es lo que uno hace día por día en un largo trayecto. Tag Short sostiene que "el secreto del éxito se halla en la planificación del día". Si uno invierte continuamente en el desarrollo de su liderazgo y permite que sus "ACTIVOS" se acumulen, el resultado inevitable es el crecimiento.
Cuando Jhon Maxwell da conferencias sobre liderazgo, una de las preguntas frecuentes es si los líderes nacen. El siempre responde "¡¡Si claro que nacen.. no he hallado uno que haya venido al mundo de otra manera..!! eso en forma de broma, el dice; ¡¡Sí el liderazgo es algo que una persona posee o no de manera natural.!!

Aunque es cierto que algunas personas cuentan con mas dotes naturales que otras, la capacidad de dirigir es realmente un conjunto de habilidades y casi todas ellas pueden aprenderse y mejorarse. Pero el proceso no ocurre de un día para otro. El liderazgo tiene muchas facetas; respeto, experiencia, fuerza emocional, destreza, disciplina, visión, ímpetu,  y sentido de la oportunidad. Como se puede ver muchos de los factores que entran en juego en el liderazgo son intangibles. Por eso los líderes necesitan madurar para ser efectivos. Según algunos autores dicen que hay 4 tipo de líderes:
1.- Estructural
2.- Relacional
3.- Político
4.- Simbólico
Según mi criterio eso se resume en dos tipo de líderes:
1.- Líder por coacción
2.- Líder por admiración
"ESCOJA USTED SU ESTILO"



¿Qué es un líder?
El líder es aquella persona que es capaz de influir en los demás.  Es la referencia dentro de un grupo (ya sea un equipo deportivo, un curso universitario, una compañía de teatro, el departamento de una empresa, etc.).

Es la persona que lleva "la voz cantante" dentro del grupo; su opinión es la más valorada. El liderazgo no tiene que ver con la posición jerárquica que se ocupa:
Una persona puede ser el jefe de un grupo y no ser su líder y, al contrario, puede ser el líder sin ser el jefe.

El jefe decide lo que hay que hacer en virtud de la autoridad que le otorga su posición jerárquica. El líder, sin disponer necesariamente de esta autoridad jerárquica, tiene también capacidad de decidir la actuación del grupo en base a la influencia que ejerce, que viene determinada por la "autoridad moral" que ejerce sobre el resto del equipo.

A los miembros del grupo les inspira confianza saber que al frente del mismo se encuentra el líder. Lo que caracteriza al líder es su habilidad para conducir equipos: Consigue que cada miembro trabaje y aporte lo mejor de sí mismo en la lucha por alcanzar un objetivo común (sea ganar el campeonato, mejorar los resultados de la empresa, ganar las elecciones políticas, etc.).
Además de esta capacidad innata para gestionar equipos, el líder se caracteriza también por su visión de futuro.
Es una persona que mira al largo plazo, que marca unos objetivos muy ambiciosos para la organización y que consigue ilusionar a su equipo en la búsqueda de los mismos.
El líder anticipa los cambios, se adelanta a los competidores. Una persona que no tuviera esta visión de futuro podría ser un buen gestor, un buen coordinador, pero nunca un auténtico líder.

En las metas que plantea el líder persigue tanto el bien de la empresa como el particular de cada uno de sus miembros. Consigue así que las personas se identifiquen con las metas marcadas, que las hagan propias y luchen por ellas con todo el empeño.
Una persona a la que tan sólo le preocupara su bienestar futuro difícilmente podría ser el líder de una organización. Esta terminaría por rechazarlo.

Una vez que el líder tiene definida su visión de futuro, luchará con auténtica pasión para lograr los objetivos. El líder representa para el resto del grupo un auténtico ejemplo de dedicación, de entusiasmo y de coraje.
Una persona que tuviera una gran visión de futuro pero que careciese de capacidad de ejecución podría ser un buen estratega, pero nunca un líder.

Por último, hay que señalar que no es líder quien quiere sino quien puede. Para ser líder hay que tener unas cualidades personales muy sobresalientes que no todo el mundo posee.
Algunas personas poseen esas cualidades de manera innata, aunque también se pueden adquirir a través del aprendizaje y de la experiencia.